• Uncategorized
  • Vuelos a tu medida

    La personalización es uno de los servicios más demandados en nuestros días. Nos encantan esas cafeterías en donde podemos elegir si nuestra bebida se acompaña con leche descremada, deslactosada o que en estricto sentido no es leche; además de optar por descafeinado, con cafeína o doble shot; y si esa bebida, preparada tal y como se nos antoja, la sirven en un vaso que tiene nuestro nombre, pues, ¡qué mejor!

    cafe

    Lo mismo aplica para los helados, los sándwiches, los accesorios o la ropa. Si podemos intervenir de alguna forma en el diseño o la elaboración del producto, aunque por lo demás sea algo que se ofrece de manera muy semejante a millones de personas, lo sentimos como propio y nos gusta más.

    Ahora bien, si existe la opción de personalizar las bebidas, los alimentos y las prendas, ¿por qué no habríamos de hacerlo con los viajes en avión? Bueno, algunos dirán que la posibilidad ya estaba presente, desde el momento en que se podía elegir entre primera clase o turista; pero tanto los lujos y comodidades de la primera, como los servicios básicos de la segunda estaban estandarizados en la mayoría de las aerolíneas.

    Lo que durante mucho tiempo no existió fue la posibilidad de adaptar los servicios a las preferencias y necesidades de cada pasajero, sumando a ello la ventaja de ajustar la tarifa en función de los servicios elegidos. Pues bien, las aerolíneas de bajo costo surgieron como respuesta a esta carencia.

    Los vuelos low cost representan una de las modalidades más económicas para viajar en avión, porque cobran una tarifa básica, que contempla los servicios más esenciales. Volaris, una aerolínea de bajo costo en México, explica el funcionamiento de estas compañías de una manera muy sencilla, con el concepto de Tarifa Limpia. Ésta corresponde al precio más bajo que un cliente puede pagar y que sólo incluye los servicios de traslado y documentación de una pieza de equipaje.

    volaris

    En vuelos como estos, no se sirven las bebidas de cortesía, ni las bandejas de alimentos; tampoco hay centros de entretenimiento en cada asiento, para que el pasajero elija si quiere ver una película, escuchar música o seguir la trayectoria del vuelo. Y si se viaja con accesorios especiales (como equipo deportivo, instrumentos musicales) o la mascota nos acompaña, hay que pagar un cargo extra por cada pieza.

    Un boleto de avión que sólo cubra el traslado del pasajero y su maleta podría parecer un servicio bastante limitado. Pero, ¿qué tal si eso es justo lo que el cliente necesita? Tengo amigos que se ponen un poco nerviosos al subir a un avión y por ello nunca prueban bocado a bordo, ni tocan la pantalla de entretenimiento; simplemente se acomodan en su asiento, ponen música relajante y duermen todo el trayecto. También están los que detestan la comida de los aviones o tienen malestares si comen demasiado, así que prefieren viajar con una buena dotación de barras energéticas para pasar el rato. ¿No sería genial que a todos ellos se les pudieran descontar los servicios que no usarán? Pues con las “tarifas limpias” de las compañías low cost, esto es posible.

    Lo mismo aplica para los que viajan ligeros. Si se trata de un viaje corto, hasta de una semana, algunas personas nos las arreglamos con la pequeña maleta de cabina. Entonces, ¿para qué pagar por la documentación de una o varias piezas de equipaje? Otras posibles ventajas de tarifas más elevadas, como elegir los asientos o abordar primero, también dejan de ser prioritarias, cuando lo que nos interesa es llegar a nuestro destino y aprovechar al máximo la estancia en él.

    Podemos concluir que la tarifa básica de las aerolíneas de bajo costo es como una sencilla taza de café. Si quieres, puedes agregarle la leche de tu preferencia, un sabor, o una carga extra de expreso. Pero si todo lo que necesitas es la dosis diaria de cafeína para empezar el día o una bebida que te acompañe mientras haces algo que disfrutes, no tienes por qué pagar por más. Larga vida, entonces, para los vuelos a la medida.

  • Uncategorized
  • Facilita tu cobranza con el factoraje financiero

    El factoraje financiero es una de las herramientas que están al alcance de cualquier empresa, para recuperar con mayor rapidez las Cuentas por Cobrar.

    Gracias a esta herramienta es posible mantener la liquidez de la empresa para afrontar los compromisos con sus proveedores quienes también buscan cobrar por los productos o servicios que le entrega a la empresa.

    factoraje-proveedores

    Cuando la empresa entrega a sus clientes servicios o productos, extiende una factura por el importe correspondiente y dependiendo de los términos que maneje el cliente, la factura se liquidará en 15 días, un mes, a fin de mes, 90 días, etcétera.

    Por tanto, la empresa debe estar al pendiente de los cobros por hacer prácticamente todo el tiempo, con las complicaciones para darle seguimiento y aún más importante, el dinero entra a la empresa en distintos tiempos generando un esquema muy complicado de capitalización.

    Las empresas de factoraje lo que hacen es servir de intermediarios entre la empresa y sus clientes, para que este proceso se simplifique.

    Supongamos que Empresa, S.A. le vende a tres clientes: A, B y C, generando facturas por cada entrega que hace, teniendo diversas fechas de pago.

    Empresa S.A. solicita a una empresa de factoraje, como Unifin (de aquí en adelante, U), hacerse cargo de los cobros de su cartera.

    Primero, U calculará un cierto factor para cada uno de los clientes, para determinar el porcentaje de descuento que le aplicarán a las facturas.

    Este descuento es el cobro que hace U por cobrar las facturas de A, B, y C, cada una con un factor relacionado con la solvencia de A, B y C.

    factoraje-financiero

    Entonces Empresa contrata a U para que se encargue del cobro y en ese mismo momento, F le paga la totalidad de las facturas menos el descuento a Empresa, teniendo un cobro inmediato de las facturas y por otro lado, U se dedica a cobrar las facturas de A, B y C.

    En resumen, la empresa que contrata el factoraje emite facturas y cobra al mismo tiempo todas sus facturas, cediendo el poder de cobrarlas a la empresa de factoraje y ahí termina su ciclo de cobro.

    Por su parte, la cobranza es delegada a la empresa de factoraje, quien puede darle seguimiento en los plazos convenidos con cada uno de los clientes.

    Cuando se contrata un servicio de factoraje, hay que tener en cuenta varias cosas para que esta facilidad de cobrar rápido no tenga un costo elevado, pues la empresa de factoraje cobra el monto que descuenta de las facturas.

    Por lo que la empresa debe de facturar transfiriendo todos los costos a su cliente para evitar bajar el precio de sus productos o servicios y pagar el servicio de factoraje.

    Es importante resaltar que el factor que determinará la empresa de factoraje, depende de la solvencia de la empresa, de los tiempos que establece para pagar a los proveedores, así como su historial crediticio.

    También es importante saber que la empresa de factoraje suele limitar las formas de pago y esto puede representar un inconveniente para su cliente, al grado de perderlo.

    El factoraje financiero es, como se comentó anteriormente, un buen recurso pero que aplica en algunos casos y no en todos, otorgando liquidez a corto plazo.

  • Uncategorized
  • La regla del cepillo de dientes para crear las mejores apps

    Cuando le preguntaron Larry Page en qué se basaba para saber si valía la pena comprar una compañía o una aplicación, el CEO de Google respondió que aplicaba la regla del cepillo de dientes. Explicó que al valorar cualquier prospecto, se pregunta: “¿Es algo que voy a usar más de dos veces al día y que mejorará mi vida de alguna forma?”. Si la respuesta es afirmativa, entonces se trata de un proyecto digno de consideración.

    Aunque simple en apariencia, es una buena medida para aplicar en distintos ámbitos de la vida, ¿no crees? Sobre todo cuando las decisiones en cuestión suponen una inversión considerable.

    La regla también puede servir a quienes intentan poner en marcha un proyecto, ya sea para el mundo de las aplicaciones o para cualquier otro ámbito, pues algo que se debe tener en cuenta al desarrollar un producto es el valor que éste ofrecerá a los consumidores.

    Además de aportar algo útil y de uso cotidiano, los expertos de Google señalan cuatro pilares en los que puede fundamentarse una buena aplicación. Los mencionamos a continuación.

    1. Sacar el máximo provecho al celular

    La mayoría de las apps están diseñadas para los dispositivos móviles y especialmente para el celular. Un punto clave para desarrollar una aplicación exitosa es crear un producto que funcione mejor en teléfonos móviles y aproveche todas sus funciones (geolocalización, cámara web, reconocimiento de voz, contactos).

    La app de la marca John Lewis hace un buen uso de los servicios y funciones del móvil, pues aprovecha el GPS para invitar al usuario a visitar las tiendas más cercanas a donde se encuentra.

    johnlewis

    1. Crear plataformas atractivas y manejables

    El tamaño de la pantalla y el teclado pueden jugar en contra de las apps, cuando su diseño no está bien planeado para ser “mobile friendly”. Lo mejor es apostar por la sencillez, una cualidad que no está peleada ni con la estética del diseño, ni con la calidad o cantidad de los contenidos.

    Brandish, una aplicación para fanáticos de las marcas, es un ejemplo de diseño agradable y fácil de manejar. Su menú es sencillo y navegable desde el móvil, pero con todo y su simplicidad, contiene información de cientos de marcas, agrupada en 24 categorías y alrededor de 150 subcategorías.

    brandishapp

    1. Considerar el feedback interno y externo para implementar mejoras

    Herramientas como Google Analytics permiten monitorear la interacción del usuario con la app. Los datos que arroja son relevantes para saber cuáles son las funciones más empleadas y las características preferidas por los usuarios, así como para identificar las áreas que deben mejorarse. Por otra parte, una app resulta más confiable y atractiva para los usuarios cuando implementa sistemas para recibir sus opiniones y sugerencias.

    Apps como la de Starbucks se actualizan constantemente, con base en el feedback de sus clientes.

    starbucks-app

    1. Propiciar interacciones relevantes con los usuarios

    Además de la retroalimentación, hay otro tipo de interacciones que se pueden buscar con los usuarios. Por ejemplo, enviar recomendaciones para utilizar una función o aprovechar una oportunidad, con base en sus actividades, intereses y ubicaciones. No se trata de mandar notificaciones cada diez minutos, sino de conocer al usuario y enviarle información que realmente pueda interesarle.

    Naturalmente, los anteriores son parámetros generales y por sí solos no garantizan el éxito de una aplicación. No obstante, pueden tomarse como guías para crear algo interesante, atractivo y único.

  • Uncategorized
  • Seguimos con la Contaminación

    noticias

    La capital de México ha estado sufriendo mucho por la contaminación y es que su mala educación vial y el exceso de autos contribuye en exceso a esta contaminación, la ciudad de México ocupa el primer lugar dentro de las ciudades con mayor contaminación a nivel mundial, para poder conocer cuales son los indices de contaminación el sistema de monitoreo atmosférico pone a nuestra disposición la siguiente pagina web.

    contaminación

    http://www.sma.df.gob.mx/simat2/

    Como ya sabemos, en caso de que la contaminación alcance niveles muy altos; se pone en marcha la contingencia ambiental prohibiendo la circulación de miles de vehículos; una medida extrema que solo ha demostrado no ser efectiva.IMECA

    Algunas de las medidas para activarla son:

    OZONO según el indice IMECA               Mayor a 190
    Después de las 10 pm.                             Mayor a 180

    Toma tus precauciones para planear tu ruta al trabajo, escuela o actividades y bienvenido a la Ciudad de México